Los “Beneficios” de la Globalización. Una opinión austriaca

Por Adrián Osvaldo Ravier
El día 15 de septiembre de 2004 en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, la Fundación Atlas para una Sociedad Libre junto a la Fundación Cívico Republicana y la Fundación Friedrich Naumann organizaron una Conferencia sobre “Los beneficios de la globalización para la Argentina”. Los 3 paneles estuvieron constituidos por destacados economistas como Manuel Solanet y Jorge Avila, por el historiador Roberto Cortés Conde, por Felipe de la Balze (CARI), Jorge castro (IPE), los diputados nacionales Mauricio Bossa y Guillermo Cantini y el ex Senador Pablo Walter.
El presente artículo pretende confrontar algunos puntos expuestos en dicha conferencia con la visión de un liberal austriaco como Gabriel Zanotti, quien en mayo de 2003 publicó en el sitio de la Fundación Atlas un artículo titulado “Globalización y Escuela Austriaca de Economía”.

Algunos puntos destacados de la Conferencia

La primer pregunta que debemos contestar es ¿Qué es la Globalización? Para Jorge Avila, la globalización puede ser definida como la “intensificación del comercio internacional”. El mismo es un proceso que surge en forma descentralizada, y a través del mercado. Es algo que ocurre y es irreversible. Es algo que se debe asumir como un hecho y al que no debemos darle la espalda.
De esta manera al analizar la historia económica mundial nos encontraríamos con 3 etapas de Globalización. Una primera que surge en 1850 hasta 1914 donde se interrumpe por las dos Guerras Mundiales, y destruyendo toda posibilidad de comercio internacional por más de 30 años. Puntualmente para el caso de Argentina “en esta primera etapa se recibió capitales que quintuplicaban el nivel de exportaciones las cuales no eran para nada despreciables, como sí lo son hoy” según datos expuestos por el historiador Roberto Cortés Conde. Dichos capitales permitieron comunicar a través de redes ferroviarias a la pampa húmeda y varias provincias con el puerto de Buenos Aires logrando como consecuencia posicionar a la Argentina como una potencia mundial a través de las exportaciones de materias primas y productos agropecuarios, y consiguiendo una fuerte inmigración sólo comparable con la recibida por los Estados Unidos.
Jorge Avila señaló en la Conferencia que este proceso resultó en ganadores y perdedores. Ganadores eran aquellos que aprovecharon la oportunidad que significó la “globalización” y perdedores aquellos que le dieron la espalda. Para el caso de Argentina, si bien se aprovechó la primer etapa, no fue así en la segunda y tercera.
La segunda etapa entonces comienza en los años 1945-1950, la cual es más intensa que la primera y permite entre otras cosas el desarrollo de la hoy potencia Japón. Argentina ya desde los años ´30 y como consecuencia de abandonar el liberalismo en todos sus ámbitos comenzaba a quedar rezagada en lo que refiere al crecimiento económico.
Y finalmente, una tercer etapa que comienza hace unos 15 años y que fue aún más intensa que las dos precedentes. Esta etapa habría traído como consecuencia el desarrollo de China, Chile e Irlanda como casos ejemplares.

El artículo de Gabriel Zanotti

Citamos algunos párrafos,

“es objetivo de este artículo mostrar que: 1) El actual proceso de globalización no es más que la globalización del intervencionismo del estado en todas las áreas; 2) Que la crítica al intervencionismo forma parte del eje central de la escuela austriaca de economía (Mises, Hayek); 3) Que la situación actual no es más que una dramática corroboración de esa crítica, 4) y que, por ende, lejos de encontrarnos en una crisis sin nuevos paradigmas interpretativos, la escuela austríaca nos ofrece una explicación y una salida para la situación actual.”
“¿Qué tiene que ver la llamada “globalización” con lo que Mises y Hayek proponían para la política y para la economía internacional? No sólo muy poco, sino sencillamente todo lo contrario. En detalle: impuestos a la renta, progresivos o no; industrias “privadas” protegidas por tarifas arancelarias y todo tipo de monopolios legales y políticas monetarias, crediticias e impositivas; modelos sindicales corporativos con la creencia generalizada, de orientación marxista, de que sin salarios mínimos hay explotación de los trabajadores; control estatal de la moneda y el crédito…. Con todos los efectos estudiados y predichos por Mises y Hayek: menor cantidad de capital por habitante; inflación, recesión, desocupación, crisis crediticias y bancarias; desocupación….. ¿Nos hace acordar a algo? Téngase en cuenta que las críticas de Mises y Hayek están desarrolladas en un contexto europeo y norteamericano…”
“En general: bancos centrales; controles y privilegios al sector privado; alta presión impositiva; pactos inter-gubernamentales (unión europea; Nafta; MERCOSUR), tarifas arancelarias; controles migratorios….. Eso es la actual llamada globalización. Sencillamente, la globalización del intervencionismo.”
“Vamos entonces a los puntos tres y cuatro. La crisis actual de la globalización como sistema no es más que una dramática corroboración de las advertencias de Mises y Hayek. Allí donde la mentalidad neomarxista y neofascista prevaleciente ve demasiado libre mercado, Mises y Hayek veían demasiado poco, y advirtieron toda su vida, y no en notas al pie, las terribles crisis internacionales que de ello se seguirían.”
“¿por qué se lo ignora? Porque los paradigmas alternativos pueden ser simples, pero los paradigmas dominantes tienen la “piel gruesa”. El peor enemigo del capitalismo liberal de Mises y Hayek no es Castro. A nivel intelectual, sus peores enemigos son los millones y millones de graduados en economía de casi todas las universidades del mundo, formados en la teoría de las fallas del mercado, que deberían ser corregidas por el estado; formados en manuales de economía neokeynesianos que les explican muy bien los instrumentos de “política monetaria, crediticia e impositiva”, esas medidas “macro” que deben estar a cargos de los gobiernos, “para que el capitalismo funcione”. Bajo esas creencias (exactamente todo aquello que Mises criticó como intervencionismo) integran ministerios, secretarías y organismos internacionales, asesorando a la ONU, al Banco Mundial, al FMI, a los funcionarios de la Unión Europea, el Nafta y otras tantas instituciones que son, bajo el paradigma explicativo de Mises, el clímax de la mentalidad intervencionista. Mentalidad que forma parte de la ingeniería social que nos gobierna, que forma parte, a su vez, de un positivismo cultural, de una racionalidad instrumental que para colmo es colocada desde la izquierda ilustrada como el eje central del capitalismo…..”
“Las aplicaciones a nuestro país son obvias y dramáticas. Al respecto, sólo una cosa: lo nuestro no es sólo un problema de corrupción, sino de la mentalidad que puede dominar a nuestros más honestos funcionarios, y del sistema que rige para la organización de nuestros poderes legislativos nacionales y los partidos políticos.”

Comentario Final

La ambigüedad del término globalización obliga a que cada vez que se habla de él se proceda primero a definirlo. Pero sea cual fuere su definición, esto es como “intensificación del comercio internacional” o como “globalización del intervencionismo” no podemos abstraernos del resto de los acontecimientos históricos que rodean al fenómeno. Ninguna relación guarda la primer etapa de 1850-1914 con las dos siguientes posteriores a 1945-1950. No sólo en la Argentina sino en el mundo entero, la economía ha transcurrido un camino contrario al verdadero liberalismo, aquel que está identificado por la libertad individual, el gobierno limitado y el libre proceso de mercado. Incluso Estados Unidos y Europa se alejan de él día a día.
  • Artículo publicado en el sitio de la Fundación Atlas para una Sociedad Libre, 20 de septiembre de 2004

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: